Países en peligro de extinción por el aumento del nivel del mar

0
337

Países en peligro de extinción por el aumento del nivel del mar

Por Brent L. Probinsky, abogado y activista ambiental en Florida, b.probinsky@probinskylaw.com

A lo largo de los vastos océanos del mundo, los pequeños países insulares, desde Jamaica en el Caribe hasta Samoa en el Pacífico Sur, enfrentan una amenaza existencial por el aumento de nivel del mar causado por la crisis climática. Estos 41 pequeños estados insulares en desarrollo (SIDS, por sus siglas en inglés), incluidos Granada, Jamaica y Santa Lucía en el Caribe y las Islas Salomón y Fiji en el Pacífico, se enfrentan a una extinción total por el aumento de los océanos en los próximos 40 a 80 años. Son los pequeños países insulares vulnerables del mundo que se encuentran en la primera línea de la crisis climática.

De acuerdo con la Cuarta Evaluación Nacional de Cambio Climático del gobierno de los Estados Unidos, publicada en noviembre de 2018 y el Informe Especial del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU de octubre de 2018, los océanos del mundo aumentaron 8 pulgadas desde el advenimiento de la revolución industrial; desde los años noventa. Los científicos del clima predicen que los mares continuarán aumentando de 2 a 8 pies para el 2100 y posiblemente mucho más alto. Estiman que después del 2100, los mares podrían continuar subiendo varios pies más cada década si continuamos “trabajando como siempre” y no hay reducciones inmediatas y drásticas de los gases de efecto invernadero.

A medida que el mar circundante comienza a inundar las zonas costeras bajas de estas islas, donde viven la mayoría de su población, huirán, primero tierra adentro a un terreno más alto y, finalmente, se verán obligados a emigrar en masa a otros países. ¿Se les dará la bienvenida a los países ricos e industrializados que son responsables del aumento del nivel del mar o se rechazará a las poblaciones de millones que huyen y viven precariamente como “refugiados climáticos”? Aperecerán imágenes espantosas de “personas en bote” sin hogar.

Los 41 pequeños países insulares tienen una población combinada de solo 50 millones y contribuyen colectivamente con menos del 1 por ciento de los gases de efecto invernadero a nivel mundial. Como los menos responsables de la crisis climática son los que están en mayor riesgo.
El aumento del nivel del mar inundará primero la zona costera de una nación isleña donde vive la mayoría de la población, destruyendo cultivos, dañando infraestructura como puertos, carreteras, aeropuertos, hospitales, plantas generadoras de energía e instalaciones gubernamentales. El suministro de alimentos y agua dulce, la vivienda y la seguridad laboral estarán en riesgo.

Se han adoptado programas de reducción del riesgo de desastres, como la tecnología integral de análisis de datos meteorológicos y la preparación de mapas para predecir los efectos de la invasión de agua de mar y la elevación de la tierra para el movimiento de población. Pero estos pequeños países tienen recursos limitados para la predicción, preparación y adaptación al aumento del nivel del mar.

¿Deberían estas naciones insulares tratar de responsabilizar a los países industrializados de los costos de los trastornos económicos y el reasentamiento de la población mediante la creación de nuevos tratados internacionales?

Nueve ciudades y condados de E.U., desde Nueva York a California, presentaron demandas contra grandes compañías petroleras para que pagaran el costo del daño ambiental. ¿Deberían los pequeños estados insulares en desarrollo considerar remedios legales similares?

En 1800 antes de la Revolución Industrial, había 280 partes por millón de carbono en la atmósfera. Se ha incrementado a 415 partes por millón en la actualidad debido a la quema de combustibles fósiles. Las emisiones globales de carbono no están disminuyendo. Están aumentando en todo el mundo a una tasa del 2,5% anual. Deben lograrse reducciones drásticas en las emisiones de carbono dentro de los 13 años para evitar que la atmósfera de la tierra supere los 1.5 grados centígrados, el punto de inflexión más allá del cual el calentamiento del planeta se volverá irreversible.

Small island countries are threatened with extinction by sea level rise

By Brent L. Probinsky, lawyer and environmental activist in Florida, b.probinsky@probinskylaw.com

states (SIDS) including Grenada, Jamaica and St. Lucia in the Caribbean and the Solomon Islands and Fiji in the Pacific, are facing no less than complete extinction from rising oceans within 40 to 80 years. They are the vulnerable small island countries in the world that are on the front line of the Climate Crisis.

According to the U.S. government’s Fourth National Climate Change Assessment, released in November of 2018 and the UN Intergovernmental Panel on Climate Change Special Report of October of 2018, the world’s oceans rose 8 inches since the advent of the industrial revolution, the biggest increase occurring just since the 1990s. Climate scientists predict that the seas will continue to rise 2 to 8 feet by 2100 and possibly much higher. They estimate that after 2100 the seas could continue to rise several more feet each decade if we continue “business as usual” and there are no immediate and drastic reductions of greenhouse gases.

As the surrounding sea begins to flood low lying coastal zones of these islands, where most populations live, they will flee, first inland to higher ground and eventually be forced to emigrate in masse to other countries. Will they be welcomed into the wealthy, industrialized countries that are responsible for sea level rise or will the fleeing populations of millions be turned away and live precariously as “climate refugees?” Ghastly images of homeless “boat people” come into view.

The 41 small island countries have a combined population of only 50 million and collectively contribute less than 1 percent of global greenhouse gases. As the least responsible for the Climate Crisis they are the most at risk.
Rising sea levels will first flood an island nation’s coastal zone where most of the population lives, destroying crops, damaging infrastructure such as ports, roads, airports, hospitals, power generating plants and government facilities. Food and fresh water supplies, housing and job security will be at risk.

They have adopted disaster risk reduction programs such as comprehensive weather data analysis technology and the preparation of maps for predicting the effects of seawater encroachment and land elevations for population movement. But these small countries have limited resources for prediction, preparedness and adaption to sea level rise.

Should these island nations seek to hold the industrialized countries liable to pay the costs of economic disruption and population resettlement through the creation of new international treaties?

Nine U.S. cities and counties from New York to California have filed lawsuits against large oil companies to pay the cost of environmental damage. Should small island developing states consider similar legal remedies?

In 1800 before the Industrial Revolution, there were 280 parts per million of carbon in the atmosphere. It has increased to 415 parts per million today from the burning of fossil fuels. Global carbon emissions are not decreasing. They are increasing worldwide at the rate of 2.5% per year. Drastic reductions in carbon emissions must be accomplished within 13 years to keep the Earth’s atmosphere from rising above 1.5 degrees Celsius, the tipping point beyond which the heating of the globe will become irreversible.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here