Senador Rick Scott: los estadounidenses no pueden esperar más por medicamentos asequibles recetados

0
374

Senador Rick Scott: los estadounidenses no pueden esperar más por medicamentos asequibles recetados

Washington, D.C. – El Senador Scott habló en el Senado sobre su Plan de Precios de los Medicamentos de America First para abordar los crecientes costos de los medicamentos recetados al promover la transparencia y evitar que las compañías farmacéuticas obliguen a los consumidores estadounidenses a subsidiar los precios bajos de los medicamentos en países extranjeros.
Como ahora es obvio para todos, Obamacare hizo que la atención médica fuera aún más costosa. Las primas han subido. Los copagos han subido. Los deducibles están en marcha.
Obamacare ha sido un desastre, e incluso los demócratas lo están admitiendo. Quieren Medicare para todos, lo que arruinaría el sistema de Medicare y despediría a 150 millones de personas del seguro privado que les gusta.
Eso sería un desastre, pero hay algo que podemos hacer y debemos hacer ahora para ayudar a las familias estadounidenses: debemos reducir los costos de los medicamentos recetados.
Esto es muy personal para mí. Crecí en una familia sin atención médica. Mi madre luchó por encontrar atención para mi hermano que tenía una enfermedad grave. Finalmente, ella encontró un hospital de caridad a cuatro horas de distancia para su tratamiento.
Recuerdo que le pregunté a mi madre qué tan bajos serían los costos de los medicamentos para que ella considerara cambiar de farmacia. Sin perder el ritmo, ella dijo “solo un dólar”.
Esta historia no es infrecuente. En todo el estado de Florida, escucho lo mismo: “Los precios de los medicamentos están aumentando, y estamos teniendo problemas para pagar los medicamentos que salvan vidas que necesitamos”.
Hace poco conocí a Sabine Rivera, una niña de 12 años de Naples, Florida, a quien le diagnosticaron diabetes tipo 1 hace más de dos años. Sabine ya está preocupada por la forma en que pagará el aumento de los costos de la insulina, algo que ningún niño de 12 años debería tener que preocuparse.
Los pacientes desean comprar una mejor cobertura y costos más bajos, pero con demasiada frecuencia no pueden o no saben cómo hacerlo. Al mismo tiempo, las compañías farmacéuticas están cobrando precios bajos por medicamentos recetados en Canadá, Europa y Japón, pero están cobrando a los consumidores estadounidenses mucho más.
¿Por qué? Porque durante demasiado tiempo, los políticos no han hecho nada.
Los consumidores estadounidenses están subsidiando el costo de los medicamentos recetados en Europa y Canadá y en todo el mundo. ¿Por qué deberíamos hacer eso?
Eso ciertamente no es poner a América primero. Eso no es poner a las familias estadounidenses en primer lugar. Es por eso que estoy trabajando con el presidente Trump y los republicanos y demócratas en el Congreso para solucionar este problema.
Hace poco presenté el plan de precios de medicamentos America First con el senador Josh Hawley para tomar medidas reales a fin de reducir los costos para los pacientes y volver a poner al consumidor a cargo de sus decisiones de atención médica.
La primera parte de mi proyecto de ley se centra en la transparencia. Primero, las farmacias DEBEN informar a los pacientes cuánto costaría comprar medicamentos de su bolsillo en lugar de usar su seguro y copago. Si los pacientes optan por pagar de su bolsillo (que a menudo es más barato), el costo total se aplicará a su deducible.
En segundo lugar, las compañías de seguros deben informar a los pacientes del costo total de sus medicamentos recetados 60 días antes de la inscripción abierta. Esto permitirá que los pacientes sean consumidores y busquen la mejor oferta.
Y finalmente, mi factura simplemente requeriría que las compañías farmacéuticas no pueden cobrarles más a los consumidores estadounidenses por los medicamentos recetados que al precio más bajo que cobran a los consumidores en otras naciones industrializadas.
He encontrado que esta disposición es controvertida en Washington. ¿Sabes dónde no es controvertido? En todos lados.
En Tampa, Orlando, Miami, Ciudad de Panamá y en toda Florida, esto tiene sentido. No paso mucho tiempo fuera de Florida, pero apostaría en estados de todo el país, mi factura también tiene mucho sentido.
¿Por qué los consumidores estadounidenses, que representamos el 40% del mercado de medicamentos recetados, pagaríamos de dos a seis veces más por los medicamentos que los consumidores en Europa, Canadá o Japón?
Eso necesita cambiar. Mi cuenta toma medidas reales para cambiarla. Creo que esto debería tener apoyo bipartidista.
También dirigí a siete de mis colegas en una carta a las compañías farmacéuticas pidiéndoles que trabajen con nosotros en soluciones para reducir el costo de los medicamentos recetados. Todavía estamos esperando la respuesta.
Los consumidores estadounidenses se enfrentan a una crisis por el aumento de los costos de los medicamentos y no podemos esperar más. No lo haré y no puedo aceptar el estatus quo del aumento de los costos de los medicamentos.
Necesitamos hacer algo este año, y estoy luchando todos los días para asegurarme de que lo hagamos.

Sen. Rick Scott: Americans can’t wait any longer for affordable prescription drugs

Washington, D.C. – Senator Scott spoke on the Senate Floor on his America First Drug Pricing Plan to address the soaring costs of prescription drugs by promoting transparency and preventing drug companies from forcing American consumers to subsidize low drug prices in foreign countries.
As is now obvious to everyone, Obamacare made healthcare even more expensive. Premiums are up. Copays are up. Deductibles are WAY up.
Obamacare has been a disaster, and even the Democrats are admitting it. They want Medicare-for-All, which would ruin the Medicare system and throw 150 million people off the private insurance they like.
That would be a disaster, but there is something we can do and must do right now to help American families – we must lower prescription drug costs.
This is very personal for me. I grew up in a family without healthcare. My mom struggled to find care for my brother who had a serious disease. Eventually she found a charity hospital four hours away for his treatment.
I remember asking my mom how much lower drug costs would have to be for her to consider changing pharmacies. Without missing a beat, she said “only one dollar.”
This story is not uncommon. All over the State of Florida, I hear the same thing: “Drug prices are rising, and we’re having trouble affording the life-saving medication we need.”
I recently met Sabine Rivera, a 12-year-old from Naples, Florida, who was diagnosed with Type 1 diabetes more than two years ago. Sabine is already worried about how she will afford the rising cost of insulin – something no 12-year-old should have to stress about.
Patients want to shop for better coverage and lower costs, but too often, they can’t or don’t know how. At the same time, pharmaceutical companies are charging low prices for prescription drugs in Canada, Europe, and Japan, but charging American consumers significantly more.
Why? Because for too long, politicians have done nothing.
Americans consumers are subsidizing the cost of prescription drugs in Europe and Canada and all over the world. Why should we do that?
That’s certainly not putting America first. That’s not putting American families first. That’s why I’m working with President Trump and Republicans and Democrats in Congress to fix this problem.
I recently introduced the America First Drug Pricing Plan with Senator Josh Hawley to take real steps to lower costs for patients and put the consumer back in charge of their healthcare decisions.
Part one of my bill focuses on transparency. First, pharmacies MUST inform patients what it would cost to purchase drugs out-of-pocket instead of using their insurance and co-pay. If patients choose to pay out-of-pocket (which is often cheaper), the total cost would be applied to their deductible.
Second, insurance companies MUST inform patients of the total costs of their prescription drugs 60 days prior to open enrollment. This will allow patients to be consumers and shop around for the best deal.
And finally, my bill would simply require that drug companies cannot charge American consumers more for prescription drugs than the lowest price they charge consumers in other industrialized nations.
I’ve found that this provision is controversial in Washington. You know where it’s not controversial? Everywhere else.
In Tampa, Orlando, Miami, Panama City, and all across Florida, this just makes sense. I don’t spend much time outside of Florida, but I would wager in states across the country, my bill makes a lot of sense too.
Why would we, American consumers, who make up 40% of the market for prescription drugs, pay two to six times more for drugs than consumers in Europe or Canada or Japan?
That needs to change. My bill takes real steps to change it. I believe this should have bipartisan support.
I also led seven of my colleagues in a letter to pharmaceutical companies asking them to work with us on solutions to lower the cost of prescription drugs. We’re still waiting to hear back.
American consumers are facing a crisis of rising drugs costs and we can’t wait any longer. I will not and cannot accept the status quo of rising drug costs.
We need to get something done this year, and I’m fighting every day to make sure we do.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here