Presidente Biden envía un proyecto de ley de inmigración al Congreso

0
480

Washington — El presidente Joe Biden envió una propuesta de inmigración al Congreso después de su ceremonia de juramentación el miércoles ,20 de enero. Un proyecto de ley que proporcionaría un camino a la ciudadanía para unos 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en los Estados Unidos.
La propuesta tendría que ser aprobada por el Congreso, que se opuso a reformas similares propuestas por el ex presidente Barack Obama en 2013. Pero el plan, que también protegería inmediatamente a millones de personas de ser deportadas, marca un cambio dramático con respecto a las políticas de línea dura del presidente Trump que hacían la vida cada vez más difícil a las personas que vivían en el país sin estatus legal.
La propuesta pide una vía rápida para la ciudadanía para los jóvenes inmigrantes “soñadores” traídos al país por sus padres, así como para ciertos trabajadores agrícolas y antiguos beneficiarios del Estatuto de Protección Temporal, como las personas que huyeron de las guerras. Este grupo podría obtener tarjetas verdes inmediatamente y podría solicitar la ciudadanía después de tres años.
Otros inmigrantes indocumentados podrían solicitar tarjetas verdes después de cinco años, y luego tres años después podrían solicitar la ciudadanía. En todos los casos, los inmigrantes tendrían que pasar por un control de antecedentes y pagar sus impuestos.
La administración Biden está bajo presión de los activistas de inmigración para tomar amplias medidas para proteger a los que están en los Estados Unidos ilegalmente, preocupados de que Biden no se mueva lo suficientemente rápido en las promesas de campaña. Su malestar se remonta a 2008, cuando la administración Obama perseguía otras prioridades además de la reforma de la inmigración al principio de su mandato, cuando los demócratas tenían la mayoría tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado.
El plan de Biden se centraría en la reunificación familiar y también aumentaría el programa de visas de diversidad, que la administración Trump trató de eliminar, aumentando las plazas disponibles a 80,000 visas por año, desde 55,000 visas.
El proyecto de ley también pide que se gasten 4.000 millones de dólares en cuatro años en ayuda a El Salvador, Guatemala y Honduras, para ayudar a las naciones a abordar los problemas que estimulan la migración a los Estados Unidos.
El proyecto de ley también reemplazaría el término “extranjero” en las leyes de inmigración de EE.UU. por “no ciudadano”.
El equipo entrante de Biden dijo que planea impulsar la tecnología en la frontera para aumentar la seguridad, entre otras medidas, pero hubo pocos detalles inmediatos. Los reporteros de la sesión informativa oficial no dijeron si el plan propondría más fondos para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, que aplica gran parte de las leyes de inmigración del país.
Un funcionario dijo que actualmente hay 26.000 millones de dólares asignados para la aplicación de las leyes de inmigración en este momento, y dijo que dependerá de Alejandro Mayorkas, el candidato del gabinete de Biden para el Departamento de Seguridad Nacional, la mejor manera de gastar ese dinero.
Aparte del proyecto de ley, Biden también planea firmar acciones ejecutivas para revertir la prohibición de viajar de Trump a un grupo de naciones principalmente musulmanas, revocar las órdenes de aplicación de inmigración de línea dura de Trump, detener la construcción de su muro en la frontera sur con México, entre otras medidas.


President Biden sends immigration bill to Congress

Washington — President Joe Biden sent a immigration proposal to Congress after his sworn in ceremony on Wednesday, January 20th. A bill that would provide a path to citizenship for an estimated 11 million undocumented immigrants living in the United States.
The proposal would need to be approved by Congress, which balked at similar reforms proposed by former President Barack Obama in 2013. But the plan, which also would immediately protect millions of people from being deported, marks a dramatic shift from President Trump’s hardline policies that made life increasingly more difficult for people living in the country without legal status.
The proposal calls for a fast-track to citizenship for young “Dreamer” immigrants brought to the country by their parents, as well as certain farm workers and past recipients of Temporary Protected Status — such as people who fled wars. This group would be able to get green cards immediately and could apply for citizenship after three years.
Other undocumented immigrants could apply for green cards after five years, and then three years afterward could apply for citizenship. In all cases, immigrants would need to pass background checks and pay their taxes.
The Biden administration is under pressure from immigration activists to take broad steps to protect those in the United States illegally, concerned that Biden won’t move fast enough on campaign pledges. Their unease dates back to 2008 when the Obama administration pursued priorities other than immigration reform early in his term when Democrats held the majority in both the House and Senate.
Biden’s plan would focus on family reunification and also increase the diversity visa program, which the Trump administration sought to eliminate, boosting available spots to 80,000 visa per year, up from 55,000 visas.
The bill also calls for $4 billion to be spent over four years on aid to El Salvador, Guatemala and Honduras to help the nations address problems spurring migration to the United States.
The bill also would replace the term “alien” in U.S. immigration laws with “noncitizen.”
Biden’s incoming team said it plans to boost technology at the border to increase security, among other measures, but there were few immediate details. Officials briefing reporters did not say whether the plan would propose more funding for U.S. Immigration and Customs Enforcement, which enforces much of the country’s immigration laws.
One official said there is currently $26 billion allocated for immigration enforcement right now, and said it would be up to Alejandro Mayorkas, Biden’s Cabinet nominee for the Department for Homeland Security, on how best to spend that money.
Separate from the bill, Biden also plans to sign executive actions to reverse Trump’s travel ban on a group of primarily Muslim nations, repeal Trump’s hardline immigration enforcement orders, stop construction of his wall on the southern border with Mexico, among other measures.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here