Presidente Obama en Cuba

0
1528

La Casa Blanca, Washington – ¡Hola desde Cuba! Michelle, las chicas y yo estamos aquí en La Habana en nuestro primer día completo en Cuba. Los cubanos se han alineado en las calles para darnos la bienvenida, y me siento honrado de ser el primer presidente de EE.UU. en casi 90 años en visitar un país y un pueblo que está a sólo 90 millas de nuestras costas.
Al igual que muchos estadounidenses, sólo he conocido el aislamiento que ha existido entre nuestros dos gobiernos. Nací en 1961, el año de la invasión a Bahía de Cochinos. Un año más tarde, una confrontación de la Guerra Fría sobre Cuba empujó el mundo tan cerca como siempre lo ha estado en una guerra nuclear. Con el paso de las décadas, la desconfianza entre nuestros gobiernos dio lugar a dolores de cabeza para nuestros dos pueblos, incluidos los cubano-estadounidenses, muchos de los cuales han sufrido décadas de separación de su tierra natal y familiares.
He llegado a La Habana para extender una mano de amistad al pueblo cubano. Estoy aquí para enterrar el último vestigio de la Guerra Fría en las Américas y para forjar una nueva era de entendimiento para ayudar a mejorar la vida cotidiana de la población cubana.
Sigue habiendo diferencias reales e importantes entre nuestros gobiernos, incluyendo profundas diferencias en la manera de promover la protección, la seguridad, la oportunidad y los derechos humanos. Pero hay tanto que los estadounidenses y cubanos comparten – nuestras culturas y pasiones, nuestras esperanzas para el futuro, por no hablar de un amor por el béisbol.
Sé que una visita, y un presidente, no pueden borrar las décadas de la historia que ha dejado tantos cubanos en la pobreza o el exilio. Pero a veces los cambios más importantes se realizan mediante el paso más pequeño. Creo en el pueblo cubano y su deseo de construir un futuro de su propia elección. Y creo que el cambio de la forma de hacer las cosas entre nuestros países, con el tiempo, ayudará a que eso sea posible.
Así que estoy deseando conocer y escuchar directamente de los cubanos de todos los ámbitos de la vida. Y estoy seguro de que, trabajando juntos con el pueblo cubano, nuestros dos países pueden comenzar un nuevo camino juntos que ofrezca progreso a nuestra gente.
Gracias,
Presidente Barack Obama


President Obama in Cuba

The White House, Washington – ¡Hola desde Cuba! Michelle, the girls, and I are here in Havana on our first full day in Cuba. Cubans have lined the streets to welcome us, and it’s humbling to be the first U.S. president in nearly 90 years to visit a country and a people just 90 miles from our shores.
Like so many Americans, I’ve only known the isolation that has existed between our two governments. I was born in 1961, the year of the Bay of Pigs invasion. A year later, a Cold War confrontation over Cuba pushed the world as close as it’s ever been to nuclear war. As the decades passed, the mistrust between our governments resulted in heartache for our two peoples, including Cuban Americans, many of whom have endured decades of separation from their homeland and relatives.
I’ve come to Havana to extend the hand of friendship to the Cuban people. I’m here to bury the last vestige of the Cold War in the Americas and to forge a new era of understanding to help improve the daily lives of the Cuban people.
There continue to be real and important differences between our governments, including profound differences on the way to promote safety, security, opportunity, and human rights. But there’s so much Americans and Cubans share — our cultures and passions, our hopes for the future, not to mention a love of baseball.
I know one visit, and one president, cannot erase the decades of history that have left so many Cubans in poverty or exile. But sometimes the most important changes begin with the smallest step. I believe in the Cuban people and their desire to build a future of their own choosing. And I believe that changing the way we do things between our countries will, over time, help make that possible.
So I’m looking forward to meeting and hearing directly from Cubans from all walks of life. And I’m confident that, working together with the Cuban people, our two countries can begin a new journey together that delivers progress for both our peoples.
Thank you,
President Barack Obama

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here