Esperanzas renovadas para el Magic

0
282

Por: Juan Pablo Sabines

Ya comenzó la temporada 2022-23 de la NBA, tras una temporada baja con más drama que nunca, especialmente en Brooklyn, Boston y Phoenix. El año pasado, Orlando tuvo su punto más bajo en mucho tiempo, pero en el deporte a veces hay que tocar fondo para volver a alcanzar la cima. Con un núcleo sumamente joven (el cuarto con menor promedio de edad de la liga, con solo 23.9 años por jugador) el futuro se ve brillante para el Magic. La pregunta, es si sabrán tener paciencia para verlo llegar.

Esperanza italiana

Por 4ª ocasión en su historia, el Magic tuvo la primera selección global en el draft. El elegido fue Paolo Banchero, de descendencia italiana, proveniente de la Universidad de Duke, la más prestigiosa en el baloncesto colegial. El historial de Shaq, Penny y Dwight Howard tras él, probablemente los tres más grandes jugadores que han portado el azul del Magic, ponen la expectativa en lo más alto. Banchero se vio muy bien en la liga de verano, y se ha ganado la titularidad al inicio de la temporada.

La camada joven

Además de Paolo, otro novato brilló en la liga de verano en Las Vegas: el canadiense de 19 años Caleb Houstan, alero proveniente de Michigan. Los jugadores de segundo año, Jalen Suggs y Franz Wagner, también han sido titulares este año, y se espera que crezcan mucho más. Otros jugadores como Cole Anthony (22 años), Wendell Carter (23 años), Mo Bamba (24 años), Bol Bol (22 años) o Moritz Wagner (25 años, hermano mayor de Franz) complementan el núcleo de este equipo que en promedio solo ha jugado 3 años en la NBA, segunda cifra más baja de la liga.

Los “experimentados” del equipo son Gary Harris, de solo 28 años, quien pasó varios años buenos en Denver, y Terrence Ross, de 31, el más veterano del equipo, tanto en edad como en temporadas en Orlando.

Los regresos

Hay dos jugadores que aún no se han mencionado. Markelle Fultz, antigua selección global #1, ha estado a kilómetros de cumplir su potencial. Desde su salida de los 76ers con más pena que gloria hace unos tres años, en Orlando ha subido ligeramente su nivel, pero las lesiones siguen maldiciéndolo. Estuvo fuera más de un año, apenas volviendo para el final de la campaña pasada. Pero en septiembre se dio a conocer una fractura de pulgar del pie, y su regreso está indefinido.

A su vez, todos los ojos están puestos en Jonathan Isaac, quien se lesionó en agosto 2020 (¡!) y desde entonces no ha vuelto a pisar la duela. Isaac dice sentirse “fantástico”, pero no han asegurado cuándo volverá, solo que será esta temporada. Fultz y Isaac deben volver para pensar en ver a Orlando a su máxima potencia.

De hecho, ningún equipo ha perdido a jugadores más tiempo por lesión que Orlando en las últimas dos temporadas.

Mal inicio

Al escribir esta nota, Orlando tiene marca de 0-4, con algunos destellos, pero todavía sin victorias. Pero no importa mucho, porque el Magic es un proyecto a futuro, y las esperanzas no son altas para este año, pero el futuro de este joven equipo es brillante.

Renewed hopes for the Magic

By: Juan Pablo Sabines

The 2022-23 NBA season is underway, following an offseason with more drama than ever, especially in Brooklyn, Boston, and Phoenix. Last year, Orlando had its lowest point in a long while, but sometimes in sports you have to hit rock bottom to get back to the top. With an extremely young core — fourth-lowest average age in the league, at just 23.9 years per player — the future looks bright for the Magic. The question is whether they’ll know how to be patient enough to see it arrive.

Italian hope

For the 4th time in their history, the Magic had the first overall pick in the draft. The chosen one was Paolo Banchero, of Italian descent, straight from Duke University, the most prestigious in college basketball. The track record of Shaq, Penny, and Dwight Howard behind him, arguably the three greatest players to ever wear the pinstripes, set the bar high. Banchero looked great in the summer league, and he’s earned the starting job early in the season.

The young guns

In addition to Paolo, another rookie shone in the summer league in Las Vegas: 19-year-old Canadian Caleb Houstan, a forward from Michigan. Second-year players Jalen Suggs and Franz Wagner have also been starters this year and are expected to grow much more. Other players such as Cole Anthony (22 years old), Wendell Carter (23 years old), Mo Bamba (24 years old), Bol Bol (22 years old) or Moritz Wagner (25 years old, older brother of Franz) complement the core of this team. who on average have only played 3 years in the NBA, the second lowest in the league.

The “experienced” team members are Gary Harris, only 28 years old, who had several good years in Denver, and Terrence Ross, 31, the oldest on the team, both in age and seasons in Orlando.

Homecomings

There are two players that are yet to be mentioned. Markelle Fultz, a former #1 overall pick, has been miles away from fulfilling his potential. Since leaving the 76ers with more pain than glory about three years ago, in Orlando he has raised his level just slightly, but injuries continue to haunt him. He was out for over a year, only coming back at the end of last season. But in September a broken toe was revealed, and his return is indefinite.

In turn, all eyes are on Jonathan Isaac, who was injured in August 2020 (!) and hasn’t stepped foot on the court since. Isaac says he feels “fantastic”, but they haven’t confirmed when will he return, only that it will be this season. Fultz and Isaac must be back to see Orlando at its full power.

In fact, no team has lost players more time to injury than Orlando over the past two seasons.

Tough start

As of this column, Orlando is 0-4, with some flashes but still winless. But it doesn’t matter much, because the Magic are a future project, and hopes aren’t high for this year, but the future for this young team is bright.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here